Redacción/El Centro Cultural Asabanos de Valverde, acoge el próximo 19 de octubre, esta obra teatral partiendo de estas crónicas cargadas de ambigüedades en la composición de los hechos sucedidos alrededor del caso, las coartadas, las posiciones personales, y los análisis del tiempo, Fabio Rubiano escribe una atractiva dramatización de los hechos, en clave de comedia, que enganchará al público como lo hizo el crimen de la calle Fuencarral en 1888. 

El día 2 de julio de 1888, en el número 109 de la calle Fuencarral de Madrid, un fuerte olor a quemado despierta a los vecinos. Cuando la policía acude al lugar, encuentra el cuerpo de Luciana Borcino, viuda de Vázquez Varela, tendido sobre el suelo, con múltiples puñaladas y ardiendo por los trapos empapados en petróleo que la cubrían. En la habitación contigua, yacían dormidos Higinia Balaguer, su criada, y un perro Bulldog.

El luctuoso suceso, conocido popularmente como ‘El crimen de la calle de Fuencarral’ removió́ a la sociedad contemporánea, que abrió́ desde su misma consecución un amplio abanico de posibilidades en torno a su autoría.

Benito Pérez Galdós fue el cronista de dicho suceso para el periódico de Buenos Aires La prensa. El polémico y dilatado proceso acabó en ejecución, la última que se hizo en público con garrote vil en España, y sirve a Galdós de base para dos de sus denominadas novelas contemporáneas, ‘La incógnita’ y ‘Realidad’, así́ como a la pieza teatral del mismo nombre.

Banner veterinaria pie